Sobre Mosquetones

Las diferentes formas de los mosquetones

Una buena elección de la forma del mosquetón permite ganar en ergonomía y seguridad para algunas utilizaciones.

D

Ovalado

Pera

Gran abertura

Multidireccional

Direccional

La forma del cuerpo de un mosquetón influye en:

• la resistencia según el eje mayor,

• el equilibrio de la carga,

• la amplitud de la abertura y la capacidad,

• la resistencia para posicionamientos particulares,

• la facilidad de prensión.

Otro efecto menos visible es el equilibrio del mismo mosquetón: por ejemplo, los mosquetones en forma de pera se voltean más fácilmente, lo que puede provocar malos posicionamientos. Los mosquetones en D tienden a quedarse mejor en su sitio.


D

D

Posicionamiento de la carga en el eje de resistencia máxima, más cerca del lado cerrado del cuerpo. Adecuado para las cargas simples (conexión de aparatos, conexión al anclaje…).

 D 1/2D 2/2

Ovalado

Ovalado

Forma simétrica para el equilibrio de la carga (aparatos con orificio de conexión ancho, poleas…).

 Ovalado

Arriba


Pera

Pera

Gran capacidad para la conexión de varios elementos o de elementos voluminosos.

 Pera 1/2Pera 2/2

Mosquetón de gran abertura

Mosquetón de gran abertura

Gran abertura para facilitar la conexión en los anclajes, cables…

 Mosquetón de gran abertura 1/2Mosquetón de gran abertura 2/2

Arriba


Mosquetón multidireccional tipo OMNI

Mosquetón multidireccional tipo OMNI

Forma específica adecuada a las cargas multidireccionales.

Mosquetón multidireccional tipo OMNI 1/2

Mosquetón multidireccional tipo OMNI 2/2

Arriba


Mosquetón direccional

Mosquetón direccional

Dos zonas de conexión separadas para optimizar el posicionamiento según el eje mayor, para utilizaciones específicas.

Mosquetón direccional 1/2

Mosquetón direccional 2/2

Arriba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0
Your Cart is empty
Ir arriba